En la costa verde
de mi tierra madre,
en su playas blancas
de amplia extensión,
en sus frías aguas
y en llantos de nubes,
con notas de gaita,
así crecí yo.

Mis primeros pasos,
mis primeros bailes,
mis primeros versos,
mi primer amor.
Allí fue mi infancia
y mi adolescencia,
y a mi bella tierra
le rindo hoy loor.

Con muy pocos años
llegué yo a esta isla,
con muy pocos años
y cruzando el mar,
a este archipiélago
y a esta isla santa,
mi sensible alma
se vino a posar.

Y con mucho miedo
comencé a escucharla,
y con reticencia
me la recorrí,
y me fue abrazando
con cálidas olas,
con brisas suaves
y con su sentir.

Con su dulce acento,
con térmicas aguas,
con su sol eterno
mi frío quitó,
con bellos paisajes,
con gentes amables
un nuevo folclore
y hasta un nuevo amor.

Hoy le digo a ella,
a mi Gran Canaria,
que mucha poesía
me inspiró a escribir:
Hoy madre adoptiva
yo tanto te amo
que por ti mecida
me quiero morir.

Marotsy©. J.Margarita Otero Solloso
Registrado en Safe Creative
Todos los derechos reservados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *