“No más Violencia contra la Mujer” (Artículo publicado en la Gaceta de Atención Primaria de Salud)

2
134

Hace 15 años, Mónica era una mujer con muchos sueños por cumplir, sin limitaciones y muy feliz de llevar una vida pletórica en un pequeño pero pintoresco lugar de esta hermosa isla. Sin embargo, poco tiempo después, alguien, empecinado, con arrogancia y sin permiso, se atravesó en su camino, truncándole sus objetivos. En ese momento, que pareció un siglo, hizo su presencia con dureza, ese flagelo insoportable que está minando nuestra sociedad: la violencia machista. Fue un suceso que consternó la tranquila vida de su pueblo y de todo un país, algo que acarreó un repudio generalizado ante estos actos injustificados, los cuales dejan una profunda huella, difícil de olvidar, y permiten, cada vez con más fuerzas, alzar la voz de denuncia y también de solidaridad con todas las víctimas y sus familiares.

Cuando conocí la historia de Mónica García, quise leer su libro porque allí seguramente detallaba no sólo lo ocurrido en un fatídico día sino todo lo que vendría después. En “Sobreviví”, se narra en primera persona un duro testimonio que impresiona desde el inicio y donde describe el calvario que vivió tras el impacto recibido, el superar tanto dolor, también el enfrentamiento con la discapacidad y las secuelas psicológicas. “Las heridas curan pero las cicatrices quedan”,  escribía ella misma. Un hecho de este tipo resulta muy traumático y trae consigo mucho sufrimiento, no sólo a la víctima. También hay repercusión desde el punto de vista económico, laboral y familiar. Sin dudas, fue una etapa muy difícil que cuesta recordar pero supo vencerla a base de luchar y superarse a si misma, empleando todas sus fuerzas frente a la adversidad y la limitación física y psicológica, siempre arropada por sus queridos familiares y amigos.

Y dado que cada 25 de noviembre, desde 1999, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer o Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, es una muy buena oportunidad para reclamar más medidas y políticas no sólo en nuestro país y comunidad, sino extensivos a todo el mundo para alcanzar la reducción de las estadísticas hasta su erradicación, así como reivindicar, concienciar y convocar acciones y actividades de sensibilización pues aún queda mucho por hacer.

Conversé con ella y accedió a responderme algunas preguntas para conformar esta crónica que queremos compartir con todos. Enfatiza: “quien agrede y mata no quiere realmente, eso no es amor, y aunque hubo signos iniciales de maltrato nada haría sospechar lo que sucedería después…”

-Mónica, luego de esta vivencia tan desagradable, ¿qué pasa ahora por tu cabeza tras todos estos años de lo ocurrido?, le pregunto.

R/-Al principio me sentí avergonzada por verme involucrada en esta situación, hasta que comprendí que estos sucesos nada tienen que ver con la clase social, la educación, la cultura de las personas. Sólo doy gracias a Dios y a la vida, por esta segunda oportunidad y por todo el aprendizaje de esta experiencia, por tener la mejor familia y los mejores amigo/as que aún siguen a mi lado.

-¿Qué mensaje te gustaría trasmitir a los hombres y mujeres sobre este tema?.

-R/Es importante comprender de una vez que NADIE ES DE NADIE. Cada uno tiene derecho a vivir su vida como quiera y sino es posible una convivencia es necesario aceptar la separación, las diferencias y que cada uno continúe su camino como personas civilizadas. Pero si esto no es posible, hay que denunciar oportunamente y hacer cumplir las leyes establecidas sobre la violencia de género. Hay que tener mucho cuidado con las segundas oportunidades en una pareja violenta. No permitir más maltratos ni más mentiras.

-¿Cómo crees que se pueda vencer esta complicada problemática que cobra muchas vidas cada año y deja cuantiosas secuelas a las víctimas y sus familias?

-R/Puntualizar que no sólo existe violencia contra la mujer, también hay hombres maltratados, aunque las estadísticas sean menores y se debe actuar enérgicamente en ambos casos. Para erradicar esta situación hay que comenzar a educar en este tema desde edades tempranas, desde el colegio, trabajar en cada núcleo familiar por el amor y el respeto a los demás, a la familia, a la pareja… y una vez detectado el problema llegar hasta la raíz del asunto, encontrar el detonante de estas actitudes, brindar ayuda psicológica también al maltratador porque seguro es quien más lo necesita. Y me pregunto: ¿por qué se siguen incumpliendo las órdenes de alejamiento y penas que se imponen en muchos casos sin existir un seguimiento estricto a estas personas?… Es fundamental trabajar en la prevención y la educación a la población en general, en temática de Violencia de género porque pueden estar presentes muchos factores que actúan como desencadenantes para su aparición.

Gracias Mónica, por compartir tu historia una vez más, lo cual permite seguir denunciando esta dura situación que continúa cobrando víctimas en Canaria y España en general.

Ambos estamos de acuerdo en la necesidad de seguir alzando la voz contra la violencia de género, por eso es importante atajar a tiempo cualquier conducta que pueda significar violencia machista y es fundamental, no permitir abusos de ningún tipo ni acosos desde el primer momento; es necesario delatar las situaciones adversas que se presenten y exigir el cumplimiento de las leyes y medidas establecidas al respecto.

Ella se vio obligada a iniciar una nueva vida tras un largo período de tratamientos, cirugías y rehabilitación; recuperó su sonrisa y tomó fuerzas para resurgir con mucho más empuje y decisión, alcanzando sus sueños antes truncados. Es trabajadora, optimista y dichosa, constituyendo un ejemplo para otras mujeres afectadas. Demostró que se puede volver a comenzar y ser, incluso, mucho más feliz; hasta planea continuar escribiendo pues poder ayudar y seguir aportando en esta temática, aún sin resolver, es una prioridad.

“La violencia contra las mujeres y niñas son una violación de los derechos humanos, una epidemia de salud pública y un grave obstáculo para el desarrollo sostenible. Sale muy cara a las familias, las comunidades y las economías. El mundo no se puede permitir pagar ese precio”. 

Ban Ki-moon (ex Secretario General de la ONU)

2 Comentarios

  1. Felicidades Monica por tu valor, no callar también es fundamental para que no vuelva a ocurrir y para que tu experiencia sirva de crecimiento a los demás, eres una grandisima persona, admirable!! Adelante!
    Y para ti Jorge gracias y felicidades por tu incansable labor constructiva y positiva, también admirable !! Que nada te desanime.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here