Nueva Canarias en Teror, reclama desarrollo tecnológico para el municipio como fórmula para evitar la despoblación de barrios como Arbejales, el Faro y San Isidro que acusan una dramática brecha digital.

“El Teletrabajo, el desarrollo del talento, el comercio digital, las empresas de base tecnológica, no está reñido con vivir en las zonas rurales, o no debiera estarlo”, afirma nuestra dirigente nacionalista Isabel Guerra.  “vivimos en otra era, donde sectores como el comercio, la agricultura, la ganadería, el turismo rural,   donde nuestros jóvenes, niños y adultos e incluso la población más envejecida puede encontrar una oportunidad para vivir de su trabajo, recibir clases on-line, vender sus productos o atajar el aislamiento social,  todo desde el barrio que lo vio nacer, desde sus casas, sin tener que abandonar sus raíces,  en su pueblo, en su barrio o en su pago”,  afirma Isabel Guerra , en una crítica al ejecutivo del pppsoe en el municipio de Teror, calificando el gobierno municipal  de socialista y populares de obsoletos, caducos, con escasas  ideas  innovadoras, no más allá del cortoplacismo caedizo  y de copiar y pegar lo que funciono hace más de 25 años y que hoy no conecta con la población en general.

Un municipio que si no lo evitamos sufrirá la despoblación de los barrios más alejados como San Isidro, El Faro, Arbejales, con escasa cobertura de telefonía e internet. En los próximos años tendrían que efectuarse proyectos financieramente sostenibles en base a llevar el cable y la fibra óptica a todas las zonas del municipio y especialmente a las zonas más rurales, no podemos seguir viviendo en Arbejales y San isidro sin los mínimos básicos de cobertura, hoy en día eso se llama empobrecimiento y aislamiento de la población y despoblación de barrios enteros por falta de cobertura digital.  

En los próximos años, sino se invierte en el desarrollo y la tecnología en base a tener cobertura de internet y banda ancha, estaremos abocando a los municipios rurales a la despoblación y al cero crecimiento social y económico, haciendo ciudadanos y ciudadanas de primera, de segunda y de tercera, empobreciendo digitalmente a la población sin recursos de toda índole y condenándoles a abandonar sus lugares de origen.

Se da el caso que, en la pandemia, con los niños y niñas en los hogares de estas zonas , se ha vuelto muy difícil recibir clases on-line desde casa, no se ha garantizado el derecho a la educación en igualdad de condiciones, puesto que no ha habido cobertura digital.  Por tanto, de manera cortoplacista no nos vale con que el ayuntamiento avance que pone a disposición un centro en el casco de la villa para poder hacer los exámenes, si no pone la luz larga y mira hacia el futuro,  contemplando ya, el desarrollo de inversiones en la implantación de la fibra óptica, que aunque es una inversión potente ello garantizará el futuro de las zonas rurales y podrá hacerse un nicho nuevo de personas que desean vivir en el campo y tener acceso inmediato con otros países, sitios y lugares, donde pueda expandir su negocio, todo ello desde el salón de su casa, en barrios como el Faro, con unas vistas espectaculares o en San isidro un caserío lleno de remanso de paz con olor a gofio, así como el sonido y repique de las campanas de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús. Conjugar la belleza de nuestro pueblo con la tecnología es el reto para el futuro de los pueblos. Los nómadas digitales encontrarán el paraíso en nuestros pagos. Si queremos que los pueblos avancen en las próximas décadas, tenemos que visionar el futuro, afirma la portavoz nacionalista.

La falta de oportunidades para nuestros jóvenes preparados que desean desarrollar sus carreras profesionales se confronta con la brecha digital y la pequeñez de los gobernantes, más preocupados, por las fotos para sus redes, que de hacer un abanico de oportunidades para la población que representan.

 De que nos vale, hacernos una foto con una señora que cumple 102 años, sin esta señora no se puede comunicar con sus hijos, está sola y aislada en Ojero. De que nos vale, querer que nuestros hijos estudien, si luego a la hora de acceder a la búsqueda de información no tienen internet en Arbejales. De que nos vale, las actividades concentradas en el caso, o en estos días en la pandemia desde casa, sin hay barrios que no tienen red, ni datos. De que nos vale, tener fibra en el ayuntamiento, el último software y apps para que conozcan los servicios, si luego la población no puede acceder de manera igualitaria en cualquier parte de Teror. 

 Si de verdad queremos hacer una sociedad igualitaria, y entendiendo que internet y acceso a las nuevas tecnologías es un bien básico que no llega igual para todos y todas, tenemos que invertir en el desarrollo tecnológico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.