Desde Nueva Canarias Teror, hemos denunciado ante la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural, y ante El Servicio de Protección de la Naturaleza, la gestión y tratamiento de residuos que se está llevando a cabo en el lugar Lomos los Silos, la Nave de Guanchía habilitada para ello, por parte del Gobierno municipal y concretamente el área que en los últimos años gestiona el Partido Popular en materia de residuos.

En sendas denuncias una el 5 de mayo de 2020, y otra el 7 de septiembre del corriente, Isabel Guerra, portavoz del Grupo de Nueva Canarias Teror, informó ante la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural y ante el Servicio de Protección de la Naturaleza, el estado lamentable en el que se encontraba la Nave industrial que el ejecutivo local ha habilitado para la separación de los residuos antes de llevarlos al vertedero.

El estado lamentable de la Nave es evidente y se le ha advertido desde Nueva Canarias Teror al ejecutivo municipal, haciendo caso omiso de las advertencias efectuadas. El gobierno municipal a pesar de la primera denuncia no solo no ha parado de convertir en un vertedero incontrolado la nave, sino que más bien incluso lo ha incrementado en el último tiempo, hecho que ha dado como consecuencia una segunda denuncia al respecto.  Además, se ha seguido observando que los operarios que están en dicha nave, ni tan siquiera están dotados con equipos de protección específicos, observándose el riesgo que se corre sin las medidas individuales de protección.

Las denuncias están enfocadas en el máximo dirigente municipal, en los concejales de área de los dos últimos años y al técnico municipal, así como la empresa gestora de los residuos que recientemente en pleno, se le ha ampliado la cuantía del contrato para incrementar a un operario más.

Las correspondientes denuncias se hacen en base al presunto incumplimiento de la Ley Canaria de tratamiento de residuos, así como a la Ley Estatal de Residuos. Incumpliendo los articulados en referencia a la licencia y gestión de residuos que es preceptiva para tener un local que cumpla como punto limpio o planta de tratamiento y separación de residuos.

En base a ello, la nave alquilada por el ayuntamiento para la separación de residuos carece de los permisos pertinentes para dicha actividad, además no reúne la instalación las medidas necesarias para hacer una adecuada separación  de residuos, convirtiéndose en un depósito incontrolado  de residuos, en este sentido, toda la actividad  de gestión de residuos queda sometida a la previa autorización  de la Comunidad Autónoma de Canarias a través de la consejería competente en materia de medio ambiente, estos preceptos están incumplidos por la corporación municipal.

En la denuncia se expresa que no existen instrumentos de urbanismo municipal que den carácter de legalidad a esta infraestructura en el municipio de Teror, incumpliendo nuevamente el ordenamiento de dicha Ley.  En este sentido y entendiendo a lo anterior, dicha nave está haciendo tratamiento de residuos de toda índole y se ha convertido en un lugar descontrolado, donde se tratan los residuos y se mezclan diferentes clases, algunos peligrosos, sin que exista ni registro de entrada , ni clasificación de los mismos, así como el tratamiento que se efectúa , sin las mínimas medidas de protección tanto por los efectos dañinos de los residuos y sus mezclas como por la faltad e protección de algunos trabajadores a que opera  en dicha nave.

Además, las instalaciones no cumplen con la legislación vigente como planta de aprovechamiento, o tratamiento de dichos residuos, a la hora de tener una planta o deposito para el tratamiento, y aquí la legislación es clara.  La planta tomará las medidas necesarias para prevenir en materia de seguridad, los tipos y cantidades de residuos, las prescripciones técnicas, el método de tratamiento, todas vinculados al artículo 22, 23 sobre autorización y el contenido y vigencia de autorización.

En base a todo ello, cualquier establecimiento o empresa que realice actividades de valoración o eliminación de residuos deberá llevar un registro en el que se indique la cantidad, naturaleza, origen, destino, frecuencia de recogida, el medio de transporte y el método de tratamiento de los residuos gestionados.

 Por todo ello, estas actuaciones no cumplen con la normativa vigente en cuanto a tratamiento y residuos. Tras el pleno de junio donde el concejal del área don Manuel Farias, reconoció que conocía el estado en el que se encontraba la nave en cuestión y lo que allí se estaba haciendo.

En palabras de la dirigente nacionalista Isabel Guerra, ”es lamentable que ya se haya advertido al respecto a los dirigentes municipales,  sin que hayan hecho nada al respecto, todo lo contrario se ha seguido con el vertido incontrolado incrementándolo aún más , lamentablemente hay antecedentes de incendios dentro de naves, que luego han tenido repercusiones para la población en general, ya que un incendio  de estas características podría provocar nubes tóxicas y una extinción difícil“.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *