El Quijote en Teror...José Luis Yánez Rodríguez

cabecerablancafinal

eszh-TWenfrdeit
Lunes, Abril 23, 2018

El Quijote en Teror...José Luis Yánez Rodríguez

Hace algún tiempo comencé este proyecto para evocar la presencia del Quijote en la literatura infantil. Una obra para ser leída o retransmitida por niños y niñas de la Villa Mariana, que reprodujera un momento de la vida de don Alonso y Sancho en unas fiestas del Pino del siglo XVII. Por si quieren divertirse -o jartarse de mí- ahí les dejo el inicio. Después me dicen...Si la idea gusta, lo escribo para toda la isla,
DE CUANDO DON ALONSO QUIJANO LLEGÓ A LOS FESTEJOS Y FERIAS CON QUE LA FRIOLERA, LLUVIOSA Y ENCUMBRADA VILLA DE TERORE REGALÓ A LA MADRE DE DIOS EL AÑO DE NUESTRO SEÑOR DE 1605

NARRADOR: Cuenta el sabio y ya por entonces avejentado Cide Malete Venymefuí que, así como don Quijote se encontró principiando el mes de septiembre de 1605 en los angostos caminos por los que sus aventuras y andanzas lo arrastraban por la ínsula de la Gran Canaria, con grupos de labriegos, danzarines, cómicos y gentes de todo pelaje en andares a Terore, comentó con tono abstraído a su fiel escudero…
DON QUIJOTE: A lo que columbro, amigo Sancho, se acercan ya las ferias del lugar y es cosa harto dificultosa andar por estos caminos sin tropezar con ganados, caballeros, curas y alguna que otra silla de manos; y como es sabido desde antaño que cuando a Roma fueres deberás hacer lo que vieres, se me ocurre que podríamos dirigir nuestros pasos hacia Terore, que en lugar donde se junten tantas y tan distintas gentes, siempre podremos encontrar agravios, ofensas, malandrines y damas insultadas en los que ocuparnos.
SANCHO: Ansí es y ansí será si vuesa merced, mi señor don Quijote ansí se encapricha; pero en mis cortas entenderas veo que también a la par que aventuras desventuradas podremos hallar quien nos llene las barrigas con algo de lo que en estos festejos es práctica convidar a todo el que por ellos se dejan caer; que a nadie podrá usía desagraviar si de antes no tiene barriga harta.
NARRADOR: Y en este parlamento, apartáronse de la trocha y colocaron sobre el suelo unas mantas para pasar la noche, que fue larga y pesarosa, porque a los muchos parrandeos con que los caminantes alegraban su peregrinaje, se ayuntaron las borracheras y alguna que otra pedrada con que los taimados quisieron interrumpir el descansar de caballero y compaña. Pero en apuntando el alba, ya estaban los dos subiendo la cuesta de un manantial, que llaman por lo acido de sus aguas, de la Fuente Agria, y a ella encaminaron prestos sus trancadas.
SANCHO: Está esta gente safada, mi señor, que más parece estuvieran bebiendo vino que agua y todo se les va en cantar, enchumbarse entre ellos, enseñar vergüenzas y refrescarse los gaznates.
QUIJOTE: ¡Calla, Sancho! Que entonan versos, y puede ser empresa harto grata en ciernes para nuestro azar.


“En la Fuente Agria que nace en Teror
a María del Pino la otra tarde
La requirieron de amor….
……………………………………….
Que no, que no, que no,
Que tengo mozo,
Pastor en Tirajana,
Que no, que no, que no!


QUIJOTE: La ventura guía nuestros pasos, que ya tenemos dama a la que defender; que a la tal María del Pino la requieren obligada y ella tiene ya convenio de marido pastoril. Búscala, amigo Sancho, y llévame hasta ella para presentarle mi acero en amparo de su honra.
NARRADOR: Pasmado quedó Sancho ante tal encomienda y los peligros que con ella veía caer sobre su totizo, pero por no acrecentar males con desobediencia buscó, inquirió y al final, casi sin resuello, volvió a donde su amo le esperaba con una a rastras, que más parecía moza de mulas que dama deshonrada.
SANCHO: La única María del Pino que he atinado a tropezarme en estos barrancos es la que aquí le entrego. Si a vuesa merced le parece que este demontre con más pelo en las cejas que el que mi burro tiene en las orejas y con un rostro que más sirviera de molde de hogaza de pan que para faz de Virgen, aquí se la dejo. ¡Cuide vuesa merced sus canillas que aunque le quedan pocos dientes, muerde como una condenada!

Visto 56 veces

Escribir un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.
Los comentarios serán revisados antes de ser publicados.
Gracias por sus cometarios


Código de seguridad
Refescar

12728946 1104050679636048 8197030053879592013 n

arucastradi

electro lujan 

Ver mi estadistica