nuevacabcera

esbgzh-TWenfrdeit
Miércoles, Diciembre 13, 2017

  

logo cabecera1

“¡Condenar la corrupción!”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La corrupción es el mal que invade y anega el comportamiento humano, llevándolo al mayor descrédito, hasta la propia perdición y destrucción.

Mi experiencia en América y Europa me ofrece argumentos suficientes para sostener esta exposición.

La corrupción lo contamina todo: no es selectiva.

¿Puede haber un mal mayor en una comunidad que la existencia de una mayoría de corruptos? No lo creo.

La corrupción no tiene límite y afecta a todo.

Si en una sociedad hay una mayoría de corruptos, esa sociedad sufrirá males inimaginables, porque el corrupto critica y ataca al que es corrupto y al que no lo es cuando le dañan.

¡Existe la globalización de la corrupción! Sin lugar a dudas.

La corrupción no tiene límite ni en los efectos, ni en los hechos, y se convierte en una espiral que ahoga y cercena de manera progresiva la convivencia, la existencia, la felicidad y la libertad.

El corrupto termina por ver la corrupción de forma normal y natural. Y actúa siempre de manera corrupta. 

Para el corrupto todo tiene un precio y todo vale. Vive y desarrolla su vida en base a esa creencia.

La corrupción es activa y tiene una enorme influencia y poder. Por desgracia es actual.

La corrupción no nace espontáneamente, se suele heredar y se desarrolla por falta de educación, y siempre por falta de honestidad.

La corrupción es una herencia que se va transmitiendo de generación en generación. Hay países de enormes riquezas materiales y que están en la miseria más absoluta, con escasez de materias absolutamente necesarias e imprescindibles para la vida normal y natural, como las medicinas, el pan, la leche…

Hacer desaparecer la corrupción es de un valor inconmensurable, de una valentía inaudita, de una educación y honestidad acrisoladas, y de una voluntad y valor admirables.

Benditos y alabados sean los pueblos que eliminan la corrupción, de ellos es la gloria terrenal y el bien material, alcanzando metas de felicidad inigualables porque viven el bien con normalidad y en comunidad y la felicidad se amplía de forma exponencial.

Roguemos y recemos, los creyentes, y hagan sacrificios los no creyentes, para que desaparezca la corrupción personal, familiar, local, nacional e internacional, y el Planeta Tierra volverá a ser habitable, feliz en la convivencia, solidario en los problemas. El amor será lo normal entre nosotros, llegando a la necesaria felicidad y libertad para volver a tener la vida normal y natural.

Visto 33 veces

Escribir un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.
Los comentarios serán revisados antes de ser publicados.
Gracias por sus cometarios


Código de seguridad
Refescar

STA. MARÍA DE GUÍA

  1. Articulistas
  2. Cultura, tradicciones
  3. Obituarios
  4. Sucesos
next
prev

publicidad

Gáldar

 

 

pool

 

   

 

 

 

Articulistas y Comentaristas

cachivache  

Agaete, Aldea, Moya, Valleseco, etc.......

REPORTAJES