¿Qué es ser santo”. “¿Qué es la santidad?”

La meta ineludible y tremendamente apetecible de todo ser humano debe ser caminar hacia la santidad.
La santidad es vivir las virtudes en grado superlativo. Es algo alcanzable, algo por lo que vale la pena vivir y morir.
Vaciar la vida por no darle contenido ni valor al sacrificio voluntario de ayudar a los demás, es ir en el camino contrario a la santidad.
La educación en valores, la aceptación de los mismos y el deseo y el esfuerzo de vivirlos lo más intensamente posible: eso es santidad.
La vida es muy corta para desperdiciarla y perder el tiempo con egoísmos, individualismos, pasotismo y todos los ismos habidos y por haber.
El amor engrandece el alma, llena el corazón e inunda la vida de felicidad, que es la antesala de la santidad.
Ser santo es muy grande y tiene un valor incalculable. Todos tenemos acceso a la santidad, con independencia de creencias y religiones.
El santo reparte santidad y la santidad es felicidad, que, si se comparte, aumenta y fortalece la libertad.
La libertad es cimiento de la felicidad y de la santidad.
La honestidad es un valor que concentra necesidades y sin ella, sin la honestidad, no hay manera de ver, ni de lejos, la santidad.
La vida sana y alegre, el hábitat natural, el Planeta, la humanidad, la felicidad, la libertad, el amor, la belleza… son necesidades imperiosas para la vida natural, y con ellas poder ir hacia la santidad.
No hay santo ni santidad sin la vida natural.
La santidad es vivir la naturalidad con santidad.
Ser santo y la santidad es una necesidad para poder vivir con plena felicidad en plena libertad.
Ser santo y la santidad son las metas a alcanzar.
Ser santo y la santidad es vivir para ayudar.
Ser santo y la santidad nos llevan a la eternidad.
“¡Tenemos que tratar de ser santos para vivir la verdad!”
“¡La santidad, el ser santo, no es cuestión de credos, sino de hechos!”

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.