Rompe el silencio

el sonido de mis pensamientos.

Empañan los cristales

tu cálido recuerdo.

 

Juego con las gotas.

Mis dedos, la vidriera rozan.

Parece no existir el tiempo

y despacio, te esbozan.

 

Amo de mis entrañas.

Azar de mi calma

de mis penas, de mis ansias.

Fuego de mi cama.

 

Derrites con la mirada

mi gélido invierno.

Tus gestos, tus manos

el arropo de mi cuerpo.

 

Pálpitos en mi interior

envuelven tu encuentro

enjugando la boca

con sabores de ensueño.

 

El arrojo de tu evocación

mi interior estremece

anhela tus manos, tu calor

y que a mi piel beses.

 

¡Un sentido zarandeo

es tu boca ardiente!

de mi ser se apodera

y mi alma, por ello muere.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *