Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Te regalo una flor que dibujé en la arena. Va en ella escrita, muchos deseos implícitos. Bondad para darte a ti mismo, consideración para respetar a los demás, humildad para dominar a la soberbia, amor hacia tus seres queridos, amistad para entregar lo mejor de ti a tus amigos y podría decir más de la flor que dibujé, pero ella va para ti con todo mi cariño, con mis mejores deseos, de que  alivie tu alma herida y de que comprendas que no estás solo; yo estoy aquí para sostenerte, pues fui una náufraga en la tormenta de un tiempo pasado, pero sigo aquí pese a quien le pese, seguiré manteniéndome firme y flexible como junco. Sobre todo, haré de mi camino un campo fértil donde el sembrar mis semillas, se obtengan de ellas, frutos limpios e imperecederos.

Lou Arroyo@safe creative




COMENTARIOS

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.