Ser previsor. Desde que empezamos a tener responsabilidad en nuestros actos o actividades cotidianas, el pozo de sabiduría que representan nuestros mayores ha sido un apoyo incondicional. Todos recordaremos cuando hacíamos alguna salida a la playa, de acampada o una noche de fiesta, donde la planificación y disponer de los recursos necesarios para cada situación, era primordial. Y ahí estaba nuestra madre, padre, hermano mayor o abuela que siempre nos recordaban cansinamente “¿llevas la pellisa?, “¿tienes dinero por si tienes que coger un taxi?”, “¡ten fundamento!”. Todos estos aprendizajes más que significativos, tenían una evidencia notable y una capacidad de instrucción sin decir una sola palabra, en el momento en el cual te pasaba algo que ya te habían advertido que te podría pasar.

Son conocedores de mi preocupación por el actual servicio público que se ofrece en la Zona deportiva de Teror. Esa preocupación tiene unos fundamentos, los cuales distan mucho de lo que mentes interesadas pudieran pensar. Esa preocupación se sustenta en varios aspectos elementales que cualquier Técnico en la materia puede asociar, percatarse o valorar, y que poseen un único objetivo: que Teror tenga los mejores servicios o, como mínimo, que sean servicios que se encuentren a la altura de lo que nuestro pueblo merece.

La demostrada disociación entre lo que nos cuesta de dinero público este servicio, y el servicio recibido, deja en evidencia que pagamos muchísimo más dinero público por ello que lo que se pagaría si este servicio fuese gestionado por el Ayuntamiento directamente, tal y como lo hacen TODOS los municipios con similares características, menos nosotros. La cuenta asciende a casi 300.000 euros de dinero a fondo perdido que recibe la empresa privada concesionaria, además de quedarse íntegramente todo el dinero que pagan los usuarios (211.000 euros anuales según el pliego redactado por el propio Ayuntamiento). 500.000 euros de nuestro dinero, bien merecen que se organice, planifique y gestione más eficientemente todo este entramado.

A finales de Julio de 2019 asistí al Pleno donde se prorrogó la concesión por 2 años a favor de la empresa que lleva 21 años gestionando estos servicios. En dicho Pleno, se argumentó y se puso como excusa por parte del Concejal dimitido de Deportes por entonces, que no había tiempo material de organizar otra forma de gestionar este servicio. En enero de 2019 realicé en la Asociación de Vecinos “Virgen de Lourdes” del barrio del Hoyo, una exposición de cuál consideraba como Técnico que debería ser el modelo de gestión más adecuado a las características de nuestro municipio. Esa presentación, a la que acudieron más de 50 personas, tuvo numerosas exposiciones posteriores en vídeos de Youtube, los cuales tuvieron una media de entre 500 y 1300 visualizaciones (¡qué raro que ninguno de nuestros gobernantes vieran esa presentación, muy raro!). Esta presentación se realizó 5 meses antes de que se prorrogase la concesión, tiempo más que suficiente para organizar una propuesta alternativa de gestión que dejase de sablar, a modo de subvención, nuestro dinero.

A día de hoy, principios de agosto, queda ya menos de un año para que la prórroga finalice. El tipo de contrato por el que se sustenta esta prórroga, establece la imposibilidad de volver a prorrogar el servicio en una segunda prórroga, lo que nos ubica en un escenario claro y diáfano: desde principios de 2021 o antes (sería lo lógico), se debería estar gestando cómo y de qué forma se van a gestionar estos servicios a partir del mes de julio. La forma de gestionar estos servicios a partir de 2021 deberá cumplir estrictamente con las Leyes actuales, las cuales prohíben tajantemente subvencionar a una empresa privada u ofrecer servicios públicos deficitarios (Ley de racionalización y sostenibilidad), y esto lo aclaro porque en el pliego del contrato actual prorrogado se especifica por parte de nuestro Ayuntamiento que hay que darle una subvención a la empresa adjudicataria porque el servicio es deficitario. Esto a día de hoy es ILEGAL.

A todo esto, le debemos añadir que en esas fechas (Julio 2021), nos encontraremos en plena campaña de verano, con lo cual, la planificación de todo este proceso requiere de darle la importancia e interés que se merece, ya que a partir del 20 de julio, la empresa concesionaria no tendrá ningún tipo de derecho a permanecer realizando los servicios deportivos, aunque, visto lo ocurrido en el Pleno del año pasado y la total falta de previsión, se intente justificar el próximo año que deba seguir unos meses más, amparándose en todo lo vivido por la COVID-19 u otras excusas poco o nada creíbles (contrato menor).

Hace pocas semanas pudimos ver en las redes sociales como la Concejala de Deportes se acercaba al municipio vecino de Valleseco a conocer cómo se gestionan allí los servicios deportivos. Imagino que se habrá percatado de que el modelo de gestión de servicios que se realiza en Valleseco, coincide en su forma y base legal con lo que personalmente propuse en Enero de 2019 (Sociedad municipal). Esta coincidencia de modelo de gestión entre Valleseco y lo que Yo propongo para Teror, no es debida a la casualidad, sino que es debida a que, es ese el modelo de gestión de estos servicios que mayoritariamente se recomienda y desarrolla por todos municipios rurales como los nuestros. El municipio de Valleseco también gestionó su Piscina y servicios mediante una empresa privada en sus inicios, optando a la finalización del contrato por prescindir de la empresa y pasar a gestionar los servicios por medio de una Sociedad municipal. Cualquier Técnico independiente que se consulte al respecto, defenderá siempre que la forma actual de gestionar los servicios deportivos en Teror, mediante una empresa privada es un disparate y además, va contra la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración.

Quedan ya menos de 350 días para que finalice formalmente la concesión mediante la prórroga que nunca debió firmarse. ¿Vamos a tener que volver a escuchar excusas nada creíbles en el Pleno que demuestren la incapacidad de nuestros gobernantes de la poca catadura moral del estilo: “se nos echó el tiempo encima”, o “no ha habido margen para plantear otra forma de gestionar”?. Y es que miren, para todos los que no conozcan estos vericuetos legales y procedimentales, actualmente ha quedado nítidamente demostrado que la gestión de nuestra Concejalía de Deportes no se encuentra a la altura de luchar por el interés general y de no proceder conforme al interés general: me explico.

El cierre de la Piscina por un período indefinido (todavía no se ha movido un azulejo ni una plancha del techo y se comentó desde el Ayuntamiento que en Diciembre se reabriría al público, a pesar de que sabemos que eso es imposible por los plazos que tiene la Administración como expliqué en su momento), abre la posibilidad de que la actual prórroga a la concesión sea secuestrada según el contrato, ya que se han modificado notablemente las condiciones de contrato en sí: Piscina cerrada.

¿Qué significaría que se secuestrase la concesión?, pues tendría unos efectos muy positivos para Teror y sus deportistas que paso a enumerar:

  1. Los Clubes deportivos de Teror dejarían de pagarle a la empresa privada concesionaria, dinero de su subvención por entrenar y jugar sus partidos y competiciones en las Instalaciones deportivas públicas.
  2. El Ayuntamiento se ahorraría los 258.000 euros de subvención que quedan por pagar por lo que queda de año de prórroga a favor de la empresa privada en cuestión, pudiendo destinar todo ese dinero público, a otras actuaciones como mejorar las instalaciones deportivas de los barrios o mejorar la propia Zona Deportiva, en lugar de ir ese dinero a la caja de una empresa privada.
  3. Se favorecería la gestión por “Encomienda de gestión” a los Clubes de Teror, obteniendo estos Clubes, beneficios económicos para apoyar su gestión con los niños y jóvenes de Teror, ya que únicamente habría que gestionar el Pabellón, La Sala de Musculación y una gama reducida de actividades dirigidas, ya que la Piscina estará cerrada, como mínimo, hasta abril-mayo del próximo año (esto es una estimación muy optimista). Actualmente, nuestros Clubes no reciben NADA de ingresos y además tienen que pagar por utilizar las instalaciones.
  4. Habría un amplio margen de organización para arbitrar otro modelo de gestión, pudiendo llegar perfectamente a un acuerdo con el municipio vecino de Valleseco para cubrir las horas de actividades dirigidas mediante su Sociedad municipal, teniendo inclusive la posibilidad de mancomunizar determinados servicios entre ambas localidades para reducir gastos en beneficio de todos, no de ninguna empresa privada.
  5. Que todo el sistema deportivo de Teror deje de depender de una empresa privada para actuar (entrenamientos, disponibilidad de las instalaciones, recursos y otros beneficios asociados).

Leyendo esto, ¿qué motivos tiene la Concejalía para seguir manteniendo este servicio así, si la Ley le ampara para secuestrar la concesión e iniciar una nueva forma de gestionar estos servicios que beneficie a todo Teror?. Como Técnico, les digo que ningún motivo. Cualquier otro municipio, ya habría secuestrado este servicio demasiado costoso en todos los aspectos (económico, de gestión y de organización). Teror no lo hace (…).

El panorama actual es desalentador. No existe ninguna intención de secuestrar la concesión, lo cual beneficiaría enormemente a todo el sistema deportivo municipal. Se está dejando pasar el tiempo sin realizar aportaciones por nuestro Ayuntamiento que vayan en la línea de cambiar este desastroso, inadecuado e ilegal modelo de gestión por empresa privada (incumple con los fundamentos técnicos de la Ley de racionalización y sostenibilidad actuales), cuando ya deberían comenzar de inmediato, los movimientos para la creación, por ejemplo, de una Sociedad municipal, tal y como posee Valleseco. Y sí, SÍ se puede crear un Organismo autónomo local en Teror, y hasta una Sociedad municipal. Así lo establece la normativa actual, siempre y cuando se aporte un Plan de viabilidad que justifique que, con ese modelo, se cumple con la Ley. Lo que es evidente es que con este modelo actual de beneficio a una empresa privada que padecemos, no se cumple con la Ley y, además, se perjudica gravemente al sistema deportivo de Teror, y llevamos 21 años así.

Empezó la segunda cuenta atrás, la de generar alternativas que nos liberen de un sistema que hace años debió ser erradicado de Teror y que seguimos sufriendo TODOS, siendo los beneficios únicamente en una dirección. ¿Dónde están las propuestas desde nuestro Ayuntamiento?, ¿dónde está la justificación técnica para seguir manteniendo este modelo de gestión tan nefasto que vaya más allá de motivos infundados como que “el Ayuntamiento no tiene capacidad para gestionar esas instalaciones”¿, ¿y Valleseco sí puede, verdad? (como pudo comprobar la Concejala en su visita. Actúen ya en beneficio del pueblo, que existen motivos, causas y procedimientos legales y administrativos para beneficiar a todos, y todo ello en detrimento SOLO de una empresa privada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *