21.6 C
Gáldar
sábado, mayo 30, 2020

Torrijas – ¿preparamos un postre?

sugerencia y fotos de Julio González Padrón

Una tarde cualquiera de esta Semana Santa están Cristina y Elvira aburridas, no saben qué hacer.

Su madre, Claudia, las invita a preparar unas ricas torrijas;

  • Chicas, venga, que vamos a preparar unas torrijas
  • ¿Qué es eso mami? — preguntó Elvira, la hermana mayor
  • Es un postre típico de Semana Santa, que está buenísimo.
  • ¿Y cómo se hace?— preguntó Cristina
  • Es muy fácil, y los ingredientes los tenemos en casa:
  • Una barra de pan (también se puede usar pan de molde)
  • 1 y ½ vaso de leche
  • Un limón (del que se toma la piel, una vez esté bien lavadito
  • Canela en rama
  • un poco de harina
  • 3 huevos
  • Aceite
  • Miel o azúcar

— ¡¡Vale mami!! Vamos a hacerlas — contestaron, entusiasmadas,  las dos niñas a la vez.

  • Pues venga, ustedes vayan cortando la barra de pan con una anchura de 1 dedito. También podemos usar pan de molde, o panecillos pequeños a los que quitamos las puntas.
  • Estupendo, mami. Nos encargamos de eso. Y tú mientras ¿qué haces?
  • Yo iré lavando y pelando un limón. Pongo la corteza y un buen trozo de canela en rama en un calentador, con un vaso y medio de leche y una pizca de azúcar. Cuando la leche adquiera el sabor de la canela y el limón lo dejamos enfriar un poco.
  • Estupendo mami, ya tenemos cortado el pan, y ahora ¿qué hacemos?—¿ preguntó Elvira.
  • Ahora vayan colocando el pan en una bandejita, y ahora cuando esté la leche un poco menos caliente, lo empaparé con la leche bien colada.
  • Estupendo, mamá. ¿En qué te vamos ayudando?— le dijo Cristina
  • Pues ve batiendo los tres huevos en una taza. Pasaremos el pan, empapadito por harina y por el huevo batido para luego freírlo en el en aceite bien caliente.
  • Vale mami, voy preparando una fuente con servilletas de papel debajo para que empape el aceite ¿te parece?
  • Estupendo cariño. Cuando estén un poco frías y ya con el aceite escurrido le pondremos algo de miel por encima. También se puede prepara un poco de agua y azúcar glass para rociarla, incluso con un poco de cáscara de limón hervido esa agua.
  • ¡¡Bien!! Ya casi la tenemos acabada, mami.
  • Sí, ya… doraditas y dulces. Si alguien tiene azúcar mejor tomarla sin la miel o el almíbar, como por ejemplo para la abuela, que es diabética.
  • Estupendo mamá, dijo Elvira, dejaré dos rebanaditas para la abuela, sin azúcar— dijo Elvira.
  • Mami —dijo Cristina—, la mamá de Oscar la hace sin calentar la leche, pone la canela y la cáscara del limón en la misma bandeja en la que pone el pan y añade la leche, la deja un ratito y luego la fríe, sin pasar por huevo…
  • Claro que también quedará sabrosa, Cristina. En cada casa hay una costumbre, ambas quedan riquísimas, con la leche natura o caliente. Podemos probar otro día a hacerlo de la otra forma, ¿te parece? — Contestó la madre.
  • ¡¡Estupendo!! Qué rico mami… está buenísimo.

En ese instante entra el padre, Julio en la cocina, y ambas niñas le dicen:

  • ¡¡Sorpresa, papi!!

Inma Flores ©

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí