Una tarde cualquiera de esta Semana Santa están Cristina y Elvira aburridas, no saben qué hacer.

Su madre, Claudia, las invita a preparar unas ricas torrijas;

  • Chicas, venga, que vamos a preparar unas torrijas
  • ¿Qué es eso mami? — preguntó Elvira, la hermana mayor
  • Es un postre típico de Semana Santa, que está buenísimo.
  • ¿Y cómo se hace?— preguntó Cristina
  • Es muy fácil, y los ingredientes los tenemos en casa:
  • Una barra de pan (también se puede usar pan de molde)
  • 1 y ½ vaso de leche
  • Un limón (del que se toma la piel, una vez esté bien lavadito
  • Canela en rama
  • un poco de harina
  • 3 huevos
  • Aceite
  • Miel o azúcar

— ¡¡Vale mami!! Vamos a hacerlas — contestaron, entusiasmadas,  las dos niñas a la vez.

  • Pues venga, ustedes vayan cortando la barra de pan con una anchura de 1 dedito. También podemos usar pan de molde, o panecillos pequeños a los que quitamos las puntas.
  • Estupendo, mami. Nos encargamos de eso. Y tú mientras ¿qué haces?
  • Yo iré lavando y pelando un limón. Pongo la corteza y un buen trozo de canela en rama en un calentador, con un vaso y medio de leche y una pizca de azúcar. Cuando la leche adquiera el sabor de la canela y el limón lo dejamos enfriar un poco.
  • Estupendo mami, ya tenemos cortado el pan, y ahora ¿qué hacemos?—¿ preguntó Elvira.
  • Ahora vayan colocando el pan en una bandejita, y ahora cuando esté la leche un poco menos caliente, lo empaparé con la leche bien colada.
  • Estupendo, mamá. ¿En qué te vamos ayudando?— le dijo Cristina
  • Pues ve batiendo los tres huevos en una taza. Pasaremos el pan, empapadito por harina y por el huevo batido para luego freírlo en el en aceite bien caliente.
  • Vale mami, voy preparando una fuente con servilletas de papel debajo para que empape el aceite ¿te parece?
  • Estupendo cariño. Cuando estén un poco frías y ya con el aceite escurrido le pondremos algo de miel por encima. También se puede prepara un poco de agua y azúcar glass para rociarla, incluso con un poco de cáscara de limón hervido esa agua.
  • ¡¡Bien!! Ya casi la tenemos acabada, mami.
  • Sí, ya… doraditas y dulces. Si alguien tiene azúcar mejor tomarla sin la miel o el almíbar, como por ejemplo para la abuela, que es diabética.
  • Estupendo mamá, dijo Elvira, dejaré dos rebanaditas para la abuela, sin azúcar— dijo Elvira.
  • Mami —dijo Cristina—, la mamá de Oscar la hace sin calentar la leche, pone la canela y la cáscara del limón en la misma bandeja en la que pone el pan y añade la leche, la deja un ratito y luego la fríe, sin pasar por huevo…
  • Claro que también quedará sabrosa, Cristina. En cada casa hay una costumbre, ambas quedan riquísimas, con la leche natura o caliente. Podemos probar otro día a hacerlo de la otra forma, ¿te parece? — Contestó la madre.
  • ¡¡Estupendo!! Qué rico mami… está buenísimo.

En ese instante entra el padre, Julio en la cocina, y ambas niñas le dicen:

  • ¡¡Sorpresa, papi!!

Inma Flores ©

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.