Las tristezas se guardan en lo absurdo
aparecen silentes, sin aviso
y se instalan, burlonas, sin permiso,
dejando al pensamiento sentir burdo.
Te atrapan sin medida a su acomodo;
se enraízan como fértiles esquejes
van tan profundas como tú las dejes
ya sea en tierra feraz, o sea en el lodo.
Nos duelen los recuerdos, los instantes,
los ayeres caducos que enlutaron.
Fenecieron quimeras importantes
allá donde los sueños se forjaron,
quedando las estrellas más brillantes
para quienes de sí nunca dudaron.
Inma Flores ©

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *