Un Guardia Civil libre de servicio auxilia a dos personas en el incendio de un edificio

0
10
  • El suceso ocurrió el pasado día 24 en un barrio de la localidad de Arucas

Un agente de la Guardia Civil destinado en el Puesto de Teror auxilió, durante la mañana del pasado día 24, a dos personas en el incendio que se estaba produciendo en el edificio de viviendas donde ambos residían, situado en la calle Pablo Picasso del municipio de Arucas.

El agente se encontraba circulando con su vehículo particular por la carretera GC-300 cuando, a la altura de la Urbanización Hoya Ariñez, vio como desde el balcón de una segunda planta de una vivienda se encontraba un hombre solicitando auxilio, observando como desde la puerta que da acceso a la casa salía gran cantidad de humo negro.

Nada más estacionar su vehículo y llamar al 112 para solicitar la presencia del cuerpo de bomberos,  se dirigió al pie del balcón  y le gritó al hombre sobre si había alguien más en el interior de la vivienda, aunque éste, visiblemente en estado de nerviosismo, le respondió que lo desconocía.

Inmediatamente el agente se dirigió al portal del edificio desde el cual ya salía gran cantidad de humo negro, y subió por las escaleras – no había ascensor- hasta la segunda planta, donde encontró en el rellano a una familia en gran estado de nerviosismo y aparente estado de intoxicación por el humo y entre cuyos integrantes había un octogenario en silla de ruedas, al cual no lo podían bajar por su peso; el agente de la Guardia Civil rápidamente se lo cargó a la espalda y lo trasladó a la calle junto con el resto de los familiares.

El agente subió de nuevo hasta la segunda planta y, con un extintor de la comunidad del edificio, rompió la puerta de la vivienda donde se estaba desarrollando el incendio y donde se encontraba aun la primera persona atrapada  en su balcón. A continuación intentó buscar el origen del humo y apagarlo con el extintor, pero sin éxito, teniendo que volver a la calle, donde solicitó al supermercado que había en los bajos una toalla y agua, la cual mojó y se la puso a modo de máscara para intentar aguantar la gran cantidad de humo que había en la vivienda.

De esta manera accedió nuevamente a la casa, entrando al baño y consiguiendo otra toalla que tras mojarla también se la colocó al hombre que aun estaba en su balcón, guiándole hasta el exterior, donde finalmente fue atendido por los recursos sanitarios y de emergencias –bomberos y Policía Local- que acudieron al lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.