21.6 C
Gáldar
sábado, mayo 30, 2020

Viernes Santo en la Ciudad de Lujan 2020 por la A.F. Estrella y Guía

 Y un año más, como decíamos el pasado Martes Santo, también nos disponíamos a procesionar el paso del Señor atado a la columna en la Procesión Magna del Viernes Santo y en la que nuestra Semana Santa luce nuevamente todo su esplendor y lo mejor de nuestro arte religioso, con la salida de diez pasos, cinco de ellos obras de nuestro insigne imaginero Luján Pérez : El Señor Predicador, El Señor de la Oración en El Huerto, El Señor Atado a la Columna, El Crucificado y cómo no La Dolorosa.  Juntos a éstos, los pasos de El Cristo de la Humildad y Paciencia y Las Lágrimas de San Pedro, El Nazareno, La Verónica, San Juan y El Santo Sepulcro.

Abre la Magna Procesión y los pasos de Luján El Señor Predicador, fechada en 1801, restaurada en 2010 de un ataque de xilófagos que obligó a tratarla con resinas acrílicas.

A continuación, El Señor  orando en el Huerto sería realizado en 1801, siendo otro regalo del escultor guiense a su Parroquia, que sustituyó a otro ya muy deteriorado y que Luján ante tal estado partió de un hachazo, tranquilizando a sus paisanos diciéndoles: «Váyanse tranquilos, que yo les haré otro mejor». Y tal como lo prometió lo hizo; aquel año el retablo de la Semana Santa guiense se enriqueció con otra nueva muestra del arte del gran imaginero.

El tercer paso que procesiona es “El Cristo de la Humildad y Paciencia con Las Lágrimas de San Pedro”, dos imágenes de autores desconocidos del principio del siglo XVII,  que después de ser restauradas en los años 2011 y 2012 por encargo de la Fundación Luján Pérez, son las más antiguas que se conservan en la Iglesia de Santa María de Guía

[videopress 4d8QzO9w permalink=»false» hd=»true»]

El cuarto paso representa al Señor atado a la Columna, de cuya talla, obra de nuestro insigne paisano, hablamos el pasado Martes Santo.

Continua la procesión con “Jesús Nazareno”, de autor desconocido, posiblemente del siglo XVII, se supone que sirvió de inspiración a Luján Pérez para sus múltiples esculturas de Cristo.

Le sigue al Jesús Nazareno “La Verónica”,  datada en el siglo XIX  y cuya autoría se atribuye al escultor teldense Silvestre Bello Artiles.

Y llega El Jesús Crucificado, obra de Luján, de 1811, forma parte del Calvario de la capilla de su nombre, habiéndolo tallado en un taller improvisado en la tribuna de la entonces iglesia del Hospicio, de lo que hay constancia documental en los libros de la parroquia guíense.

Atesora nuestro templo parroquial otro impresionante Crucificado que preside el retablo mayor.

Ambos, transmiten una gran sensación de calma y tranquilidad, sin estridencias ni evidentes signos del martirio y rezumando toda la figura sosiego y placidez y una serena belleza de la expresión.

Le sigue al Jesús crucificado, “El Santo Sepulcro”. Su autor es el escultor de Agaete José de Armas Medina, siendo estrenado en 1947. Confeccionado íntegramente en madera, presenta una rica decoración historicista de la que forman parte frisos con relieves alusivos a la Pasión de Jesucristo, figurillas de bulto redondo con tema de los Apóstoles y otros personajes de la vida pública de Jesús, así como pilastras de orden salomónico y detalles vegetales.

Cierran la solemne y magna procesión del Viernes Santo La Dolorosa precedida por el discípulo San Juan Evangelista, del palmero Arsenio de las Casas Martín, alumno de Luján Pérez y datada 1891.

La realización de La Dolorosa, quinta talla y paso original del ilustre guíense data de 1795, habiendo sido restaurada en 2007 por la Fundación Canaria Luján Pérez.

Es procesionada sobre un trono construido en los años 40 del siglo pasado que viene siendo cargado por las mismas personas que cargan la Imagen de la Virgen de Guía, en las celebraciones del 15 de agosto y del día de Las Marías.

Si nos recreamos en su rostro, captaremos de inmediato la expresión angustiosa del mismo, junto con la mirada puesta en el cielo y los brazos abiertos en suplica de clemencia, atributos propios de una madre dolorida por la pérdida de su Hijo y que el maestro escultor consigue magistralmente, logrando captar toda la aflicción de la Virgen por la muerte del Hijo en la Cruz. Esta impresionante talla y solemne paso procesionará nuevamente por la noche de este viernes en la Procesión del Santo Retiro acompañado del afligido San Juan. Cuenta la tradición que el maestro utilizaba como modelos a muchachas a las que entristecía contándoles tristes y penosas historias.

Ningún otro escultor canario superaría a Luján en el número Dolorosas talladas; todas, de una belleza pocas veces superada.

Y terminamos, tal como lo hicimos el Martes Santo pasado, con fuerte abrazo de toda la familia que conformamos Estrella y Guía en estas tristes circunstancias que nos ha tocado vivir, con la esperanza de que las superaremos con la unión y la solidaridad de todos y el deseo de que muy pronto volvamos a cantar y bailar juntos los aires de nuestro Folclore.

Y queremos agradecer a

YASMINA MUÑOZ MORENO, Persona Sorda que habla en Lengua de Signosy trabaja en el Hospital Materno Infantil.

y por supuesto a

LUIS FAJARDO LÓPEZ-CUERVO, Profesor de Matemáticas y tutor para Personas Sordas en la Universidad de Las Palmas ULPGC

Que han echo posible editar un vídeo especial para personas con «Diversidad Auditiva»

[videopress E7aKoIJM permalink=»false» hd=»true»]

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí